El Barón Rojo: aviones a juego y alma…¿negra?

El Barón Rojo: aviones a juego y alma…¿negra?

“…y me senté por primera vez en un aparato de aviación. El aire producido por la hélice me fue en extremo molesto; todo se me volaba; saqué un papel del bolsillo y me desapareció; mi casco protector se me escurría, la bufanda se me soltaba, la chaqueta no estaba...

Pin It on Pinterest